HACIA UNA PROPUESTA ESTRATÉGICA EN LA UNIVERSIDAD PÚBLICA: PROPUESTA DE UN CUADRO DE MANDO INTEGRAL.

HACIA UNA PROPUESTA ESTRATÉGICA EN LA UNIVERSIDAD PÚBLICA: PROPUESTA DE UN CUADRO DE MANDO INTEGRAL.
UNA SÍNTESIS AL LIBRO
Por José Manuel Navas Valenzuela

Hace ya varios años,-casi una década, la empresa en donde laboraba fuimos invitados  a una capacitación, en el tema de Cuadro de Mando Integral, jamás entendimos las razones de esta capacitación, tampoco la importancia del tema.

El Cuadro de Mando Integral tambien conocido como Tablero de Mando Integral o Balanced Scordcard, es una herramienta de trabajo para mejorar la calidad de servicios se debe a que, hoy por hoy, es considerado como una herramienta de las más eficaces para mejorar, implantar y hacer operativas en estas entidades públicas la cultura de la calidad y el incremento del rendimiento.
La planificación y la gestión bajo este enfoque se conciben como ejercicios de reflexión en torno a tres cuestiones, primero, la definición de situaciones futuras mediante el análisis y verificación de las expectativas; segundo, su naturaleza crítica, donde se reflexiona sobre que se es y lo que se hace en busca de fortalezas y debilidades; y por último sus efectos como agente de cambio interno y externo. En este sentido implica pensar en un sistema que pondere de forma adecuada los elementos cuantitativos y cualitativos de la gestión, que sea capaz de asimilar una multiplicidad de objetivos, la heterogeneidad de las acciones en el contexto de las funciones universitarias, que tenga en cuenta a los responsables de su ejecución y a los participantes como usuarios o destinatarios del sistema.

El CMI constituye una herramienta de planificación estratégica Participativa en el caso de las política públicas, ya que no sólo nos enriquece con información sobre la gestión sino que además se vincula directamente con la formulación y revisión de la estrategia y se estructura desde cuatro perspectivas clave: los resultados económicos y financieros, los usuarios, los procesos internos y los responsable de su ejecución. Con todo podemos decir que el modelo propuesto hace de la administración su política y viceversa.

El CMI emplea tanto indicadores financieros obtenidos de la contabilidad convencional como no financieros, seleccionados de forma rigurosa a través del establecimiento de relaciones causa-efecto. Los indicadores así seleccionados posibilitaran el despliegue y la implantación de las estrategia. Tales indicadores deben abordar todos los aspectos de las universidades, asi lo expresa Pablo Sánchez, Héctor Rosas Lezama, Virgilio Medellín Viveros. en su libro Hacia una Gestión Estratégica en la Universidad Pública: Propuesta de un Cuadro de Mando Integral, publicado en México.

Acerca de Edusique Por: José Manuel Navas Valenzuela

Psicólogo general y profesor en educación especial.
Esta entrada fue publicada en Educación y Psicología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s