PRINCIPALES ESTRATEGIAS PARA LA ENSEÑANZA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

PRINCIPALES  ESTRATEGIAS  PARA LA ENSEÑANZA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Lic. José Manuel Navas Valenzuela

Mayo, 2011

NUEVOS RETOS SOCIALES  DE LA EDUCACION SUPERIOR EN EL SIGLO XXI

La sociedad ha cambiado notablemente en estos últimos años en los más diversos aspectos: político, social, económico, tecnológico, cultural, religioso (Tedesco, 2000)

Nadie lo duda. Todos somos conscientes de la necesidad y la urgencia de dar la respuesta más eficaz a la preocupación que desde hace tanto nos ocupa: ¿cómo formar –en el siglo XXI– al ciudadano que pueda actuar de manera inteligente, creativa, sensible, responsable y autónoma en esta sociedad del conocimiento?

Desde distintos ámbitos, se espera de la educación una respuesta más urgente, sin postergar el cuestionamiento de sus fracasos y el análisis de sus logros. Esto provoca que ella se plantee constantemente cómo hacer para atender y superar los desajustes existentes. Porque, a pesar de las dificultades por las que atravesamos, todos estamos persuadidos de que la educación es la clave para el desarrollo y la justicia socia, y apostamos a su mejoramiento (UNESCO, 2007).

Pensar, entonces, en un nuevo concepto de educación es clave para poder avanzar con éxito: pensar en una educación auténtica, entendiéndose a ésta por la que, a partir de una buena enseñanza, promueva aprender a aprender, aprender a convivir y aprender a emprender.

Aprender a aprender significa dotar a las personas de estrategias para incorporar conocimientos durante toda la vida y desarrollar su potencial de aprendizaje en la sociedad del conocimiento.

Aprender a convivir presupone enseñar a “vivir con”, desarrollando la comprensión y valoración del otro.

Aprender a emprender busca la formación de ciudadanos activos, a partir del desarrollo de actitudes proactivas, para transformar y enriquecer el contexto en beneficio de todos (Delors, 1994; Tedesco, 2000; Ferreyra y Peretti, 2006; UNESCO, 2007).

El eje fundamental de este concepto de educación debe estar centrado en los aprendizajes de los alumnos, agudizando los sentidos en las necesidades y requerimientos de nuestra sociedad actual y futura, a partir de las cuales, pensar y trabajar arduamente para el desarrollo de las capacidades y competencias necesarias. Esto conlleva, entonces, acordar y determinar de manera puntual y objetivo dichos aprendizajes y competencias que serán el horizonte que permitirá la formación de personas íntegras, conscientes de sus potencialidades y de la realidad que las rodea (Villarini, 1995).

¿QUÉ SON LAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE?

Muchas y variadas han sido las definiciones que se han propuesto para conceptualizar a las estrategias de aprendizaje (Carles Monereo, 1990; Nisbet v Schucksmith, 1987). Sin embargo en términos generales, una gran parte de ellas coinciden en los siguientes puntos:

1)    Son procedimientos.

2)    Pueden incluir varias técnicas. operaciones o actividades específicas.

3)    Persiguen un propósito determinado: el aprendizaje y la solución de problemas académicos y/o aquellos otros aspectos vinculados con ellos.

4)    Son más que los “hábitos de estudio” porque se realizan flexiblemente.

5)    Pueden ser abiertas (públicas) encubiertas (privadas).

6)    Son instrumentos socioculturales aprendidos en contextos de interacción con alguien que sabe más.

Existen diversas estrategias de enseñanza que pueden incluirse antes (preinstruccionales), durante (coinstruccionales) o después (posinstruccionales) de un contenido curricular específico, ya sea en un texto o en la dinámica del trabajo docente. En ese sentido podemos hacer una primera clasificación de las estrategias de enseñanza, basándonos en su momento de uso y presentación.

Estrategias preinstruccionales

Las estrategias preinstruccionales por lo general preparan y alertan al estudiante en relación a qué y cómo va a aprender (activación de conocimientos y experiencias previas pertinentes) y le permiten ubicarse en el contexto del aprendizaje pertinente. Algunas de las estrategias preinstruccionales típicas son: los objetivos y el organizador previo.

Estrategias coinstruccionales.

Las estrategias coinstruccionales apoyan los contenidos curriculares durante el proceso mismo de enseñanza o de la lectura del texto de enseñanza. Cubren funciones como las siguientes: detección de la información principal; conceptualización de contenidos; delimitación de la organización, estructura e interrelaciones entre dichos contenidos y mantenimiento de la atención y motivación. Aquí pueden incluirse estrategias como: ilustraciones, redes semánticas, mapas conceptuales y analogías, entre otras.

Estrategias posinstruccionales.

A su vez, las estrategias posinstruccionales se presentan después del contenido que se ha de aprender y permiten al alumno formar una visión sintética, integradora e incluso crítica del material. En otros casos le permiten valorar su propio aprendizaje. Algunas de las estrategias posinstruccionales mas reconocidas son: pos preguntas intercaladas, resúmenes finales, redes semánticas y mapas conceptuales.

Estrategias para activar (o generar) conocimientos previos y para establecer expectativas adecuadas en los alumnos.

Son aquellas estrategias dirigidas a activar los conocimientos previos de los alumnos o incluso a generarlos cuando no existan.

En este grupo podemos incluir también a aquellas otras que se concentran en el esclarecimiento de las intenciones educativas que el profesor pretende lograr al término del ciclo o situación educativa. El esclarecer a los alumnos las intenciones educativas u objetivos, les ayuda a desarrollar expectativas adecuadas sobre el curso y a encontrar sentido y/o valor funcional a los aprendizajes involucrados en el curso.  Por ende, podríamos decir que tales estrategias son principalmente de tipo preinstruccionales y se recomienda usarlas sobre todo al inicio de la clase. Ejemplos de ellas son: las preinterrogantes, la actividad generadora de información previa (por ejemplo, lluvia de ideas; véase Cooper, 1990), la enunciación de objetivos, etcétera.

Estrategias para orientar la atención de los alumnos

Compren  aquellos recursos que el profesor o el diseñador utiliza para focalizar y mantener la atención de los aprendices durante una sesión, discurso o texto.

Los procesos de atención selectiva son actividades fundamentales para el desarrollo de cualquier acto de aprendizaje.

En este sentido, deben proponerse preferentemente como estrategias de tipo coinstruccional, dado que pueden aplicarse de manera continua para indicar a los alumnos sobre que puntos, conceptos o ideas deben centrar sus procesos de atención, codificación y aprendizaje.

Algunas estrategias que pueden incluirse en este rubro son las siguientes: las preguntas insertadas, el uso de pistas o claves para explotar distintos índices estructurales del discurso ya sea oral o escrito  y el uso de ilustraciones.

Estrategias para organizar la información que se ha de aprender

Estas estrategias  permiten dar mayor contexto organizativo a la información nueva que se aprenderá al representarla en forma gráfica o escrita.

Proporcionar una adecuada organización a la información que se ha de aprender, mejora su significatividad lógica y en consecuencia, hace más probable el aprendizaje significativo en los alumnos.

Mayer (1984) se ha referido a este asunto de la organización entre las partes constitutivas del material que se ha de aprender denominándolo: construcción de “conexiones internas”. Estas estrategias pueden emplearse en los distintos momentos de la enseñanza.

Podemos incluir en ellas a las de representación visoespacial, como mapas o redes semánticas y a las de representación lingüística, como resúmenes o cuadros sinópticos.

Estrategias pare promover el enlace entre los conocimientos previos y la nueva información que se ha de aprender.

Son aquellas estrategias destinadas a crear o potenciar enlaces adecuados entre los conocimientos previos y la información nueva que ha de aprenderse, asegurando con ello una mayor significatividad de los aprendizajes logrados. A este proceso de integración entre lo “previo” y lo “nuevo” se le denomina: construcción de “conexiones externas”.

CLASIFICACIONES Y FUNCIONES DE LAS PRINCIPALES ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA.

A continuación se presentan algunas de las principales estrategias de enseñanza que el docente puede emplear con la intención de facilitar el aprendizaje significativo de los alumnos. Las estrategias seleccionadas han demostrado, en diversas investigaciones (véase Díaz-Barriga y Lule, 1977; Mayer, 1984, 1989 y 1990; West, Farmer y Wolff, 1991) su efectividad al ser introducidas como apoyos en textos académicos así como en la dinámica de la enseñanza (exposición, negociación, discusión, etc.) ocurrida en la clase. Las principales estrategias de enseñanza son las siguientes:

1.       Objetivos o propósitos del aprendizaje

2.       Resúmenes

3.       Ilustraciones

4.       Organizadores previos

5.       Preguntas intercaladas

6.       Pistas topográficas y discursivas

7.       Analogías

8.       Mapas conceptuales y redes semánticas

9.       Uso de estructuras textuales

 CLASIFICACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

Tipos de estrategia

de enseñanza

Proceso cognitivo en el que

incide la estrategia

Objetivos o propósitosPre interrogantes Activación de conocimientos previos.
Actividades generadoras de información previa Generación de expectativas apropiadas.
Preguntas insertadasIlustraciones

Pistas o claves tipográficas o discursivas

Orientar y mantener la atención.
Mapas conceptualesRedes Semánticas

Resúmenes

Promover una organización más adecuada de la información que se ha de aprender (mejorar las conexiones internas)
Analogías Para potenciar el enlace entre conocimientos previos y la información que se ha de aprender (mejorar las conexiones externas)

DEFINICION  Y CONCEPTUALIZACIÓN DE ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

CONCEPTUALIZACIÓN DE ESTRATEGIAS

Objetivos o propósitos del aprendizaje Enunciado que establece condiciones, tipo de actividad y forma de evaluación del aprendizaje del alumno. Generación de expectativas apropiadas en los alumnos. (En guerra anunciada, no hay muertos)
Resumen Síntesis y abstracción de la información relevante de un discurso oral o escrito. Enfatiza conceptos clave, principios, términos y argumento central.
Organizador previo Información de tipo introductorio y contextual. Es elaborado con un nivel superior de abstracción, generalidad e inclusividad que la información que se aprenderá. Tiende un puente cognitivo entre la información nueva y la previa.
Ilustraciones Representación visual de los conceptos, objetos o situaciones de una teoría o tema específico (fotografías, dibujos, esquemas, gráficas, dramatizaciones, etcétera).
Analogías Proposición que indica que una cosa o evento (concreto y familiar) es semejante a otro (desconocido y abstracto o complejo).
Preguntas intercaladas Preguntas insertadas en la situación de enseñanza o en un texto. Mantienen la atención y favorecen la práctica, la retención y la obtención de información relevante.
Pistas topográficas y discursivas Señalamientos que se hacen en un texto o en la situación de enseñanza para enfatizar y/u organizar elementos relevantes del contenido por aprender.
Mapas conceptuales y redes semánticas Representación gráfica de esquemas de conocimiento (indican conceptos, proposiciones y explicaciones).
Uso de estructuras textuales Organizaciones retóricas de un discurso oral o escrito, que influyen en su comprensión y recuerdo.

ESTRATEGIAS Y EFECTOS ESPERADOS EN EL APRENDIZAJE DE LOS ALUMNOS.

Estrategias de

Enseñanza

Efectos esperados en el alumno

Objetivos o propósitos del aprendizaje. Conoce la finalidad y alcance del material y cómo manejarloEl alumno sabe qué se espera de él al terminar de revisar el material

Ayuda a contextualizar sus aprendizajes y a darles sentido

Ilustraciones Facilita la codificación visual de la información
Preguntas intercaladas Permite practicar y consolidar lo que ha aprendidoResuelve sus dudas

Se autoevalúa gradualmente

Pistas tipográficas Mantiene su atención e interésDetecta información principal

Realiza codificación selectiva

Resúmenes Facilita el recuerdo y la comprensión de la información relevante del contenido que se ha de aprender
Organizadores previos Hace más accesible y familiar el contenidoElabora una visión global y contextual
Analogías Comprende información abstractaTraslada lo aprendido a otros ámbitos
Mapas conceptuales y redes semánticas Realiza una codificación visual y semántica de conceptos, proposiciones y explicacionesContextualiza las relaciones entre conceptos y proposiciones
Estructuras textuales Facilita el recuerdo y la comprensión de lo más importante de un texto

REDACCION DE OBJETIVOS,.. LA CLAVE PARA EL ÉXITO.

Los objetivos o intenciones educativos son enunciados que describen con claridad las actividades de aprendizaje a propósitos de determinados contenidos curriculares, así como los efectos esperados que se pretender conseguir en el aprendizaje de los alumnos al finalizar una experiencia, sesión, episodio o ciclo escolar.

Como han señalado de manera acertada Coll y Bolea (1990), cualquier situación educativa se caracteriza por tener una cierta intencionalidad. Esto quiere decir que en cualquier situación didáctica, uno o varios agentes educativos (v. gr., profesores, textos, etcétera) desarrollan una serie de acciones o prácticas encaminadas a influir o provocar un conjunto de aprendizajes en los alumnos, con una cierta dirección y con uno o más propósitos determinados.

Partiendo entonces del reconocimiento de que en los programas de cada materia los objetivos deben tener un cierto nivel de concretización apropiado (grado de especificidad en su formulación) y con la aceptación, también de la función relevante que desempeñan en las actividades de planificación, organización y evaluación en la actividad docente, vamos a situarnos en el piano instruccional, centrándonos en describir como los objetivos pueden fungir como genuinas estrategias de enseñanza. En este sentido, una primera consideración que debemos señalar, radica en la necesidad de expresarlos de modo tal que estén orientados hacia los alumnos.

Los objetivos no tendrían sentido si no fueran comprensibles para los aprendices o si éstos no se sintieran aludidos de algún modo en su enunciación. De este modo, es pertinente puntualizar que deben ser construidos en forma directa, clara y entendible (utilizando una adecuada redacción y vocabulario apropiados para el alumno), de igual manera es necesario dejar en claro en su enunciación las actividades, contenidos y/o resultados esperados que deseamos promover en la situación pedagógica.

FUNCIONES DE LOS OBJETIVOS COMO ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

1)    Actuar como elementos orientadores de los procesos de atención y de aprendizaje.

2)    Servir como criterios para poder discriminar los aspectos relevantes de los contenidos curriculares (sea por vía oral o escrita), sobre los que hay que realizar un mayor esfuerzo y procesamiento cognitivo.

3)    Permitir generar expectativas apropiadas acerca de lo que se va a aprender.

4)    Permitir a los alumnos formar un criterio sobre qué se esperara de ellos al término de una clase, episodio o curso.

5)    Mejorar considerablemente el aprendizaje intencional; el aprendizaje es más exitoso si el aprendiz es consciente del objetivo.

6)    Proporcionar al aprendiz los elementos indispensables pare orientar sus actividades de automonitoreo y de autoevaluación.

RECOMENDACIONES PARA CONSTRUIR LOS OBJETIVO

Con base en lo antes dicho, proponemos como recomendaciones pare el uso de los objetivos los siguientes aspectos:

1)    Asegúrese de formularlos con claridad, señalando las actividades, los contenidos y/o los criterios de evaluación (enfatice cada uno de ellos según lo que intense conseguir con sus alumnos). Use un vocabulario apropiado pare sus aprendices y pica que estos den su interpretación pare verificar si es o no la correcta.

2)    Anime a los alumnos a enfrentarse con los objetivos antes de iniciar cualquier actividad de enseñanza o de aprendizaje.

3)    En ocasiones puede discutir el planteamiento o la formulación de los objetivos con sus alumnos (siempre que existan las condiciones pare hacerlo).

4)    Cuando se trata de una clase, el objetivo puede ser enunciado verbal-mente o presentarse en forma escrita. Esta última es más plausible que la primera, además es recomendable mantener presente el objetivo (en particular con los aprendices menos maduros) durante todas las actividades realizadas en clase.

No enuncie demasiados objetivos, porque los alumnos pueden extraviarse y crear expectativas negativas al enfrentarse con ellos. Es mejor uno o dos objetivos bien formulados sobre los aspectos cruciales de la situación de enseñanza, para que verdaderamente orienten sus expectativas y los procesos cognitivos involucrados en el aprendizaje.

About these ads

Acerca de Edusique Por: José Manuel Navas Valenzuela

Psicólogo general y profesor en educación especial.
Esta entrada fue publicada en Educación y Psicología, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s